InicioSalud para todosInmunidad permanente al COVID-19: los anticuerpos sobreviven más de 6 meses

Inmunidad permanente al COVID-19: los anticuerpos sobreviven más de 6 meses

Investigadores de todo el mundo están volcados en saber cuánto puede durar la inmunidad frente al coronavirus. Las últimas noticias han llegado esta semana desde Reino Unido.

Allí, científicos del Consorcio de Inmunología de Coronavirus del Reino Unido (UK-CIC), Public Health England y NHS Foundation Trust de la Universidad de Manchester han señalado que es es probable que la inmunidad celular (de células T) contra el SARS-CoV-2 esté presente en la mayoría de los adultos seis meses después de la infección, tal y como sugiere una nueva preimpresión de bioRxiv.

Su investigación ha demostrado respuestas sólidas de las células T a los péptidos del virus del SARS-CoV-2 en todos los participantes después de una infección de Covid-19 asintomática o leve / moderada. Según indican los investigadores, la  pregunta clave es si una infección previa con SARS-CoV-2 resulta en inmunidad a la reinfección y, de ser así, por cuánto tiempo.

El sistema inmunológico es extremadamente complejo y existen muchas rutas potenciales diferentes por las que puede generar inmunidad a una enfermedad después de la infección. Este estudio examina el papel de las células T en la contribución a la inmunidad contra el SARS-CoV-2 seis meses después de la infección», indican  los investigadores.

Como parte de UK-CIC, los investigadores de los diferentes centros recolectaron muestras de suero y sangre de una cohorte de más de 2.000 trabajadores, incluidos 100 individuos que resultaron ser seropositivos para el SARS-CoV-2 en marzo o abril de 2020. La edad media era de 41 años; 77 eran mujeres y 23 hombres.

Estas 100 personas experimentaron síntomas leves o moderados o estaban asintomáticas (56 frente a 44 personas) y ninguna fue hospitalizada por Covid-19. Se recolectaron muestras de suero mensualmente para medir los niveles de anticuerpos y se tomaron muestras de sangre después de seis meses para evaluar la respuesta celular (células T).

Uno de los estudios más grandes del mundo 

Se llevaron a cabo una serie de análisis para evaluar diferentes aspectos de la respuesta de las células T, incluidas la magnitud de la respuesta y la respuesta a diferentes proteínas del SARS-CoV-2. Indican que llevar a cabo estos análisis celulares es mucho más complejo que los estudios de anticuerpos, pero este estudio de 100 personas es uno de los más grandes del mundo hasta la fecha en este campo.Las respuestas de las células T estuvieron presentes en todos los individuos seis meses después de la infección por SARS-CoV-2.

La respuesta inmune celular se dirigió contra una variedad de proteínas del virus, incluida la proteína Spike que se utiliza en la mayoría de los estudios de vacunas. Sin embargo, indican que estaba presente una inmunidad comparable contra proteínas adicionales, como la nucleoproteína, lo que sugiere que estas pueden ser valiosas para su incorporación en futuros protocolos de vacuna. Esto indica que persiste una memoria celular robusta contra el virus durante al menos seis meses.

Además, señalan que el tamaño de la respuesta de las células T difirió entre los individuos, siendo considerablemente mayor (el 50 por ciento) en las personas que habían experimentado una enfermedad sintomática en el momento de la infección seis meses antes.

Indican una respuesta inmune celular sólida 

Se necesitarán más investigaciones para determinar la importancia de este hallazgo. Es posible que la inmunidad celular aumentada proporcione una mayor protección contra la reinfección en personas con una infección sintomática inicial, o que los individuos asintomáticos simplemente puedan combatir el virus sin la necesidad de generar una gran respuesta inmunitaria.

Los anticuerpos también son un componente crucial de la defensa inmune y la inmunidad celular se correlacionó fuertemente con el nivel máximo de la respuesta de anticuerpos. Además, las respuestas celulares más grandes parecían proteger contra la «disminución» de los anticuerpos con el tiempo, lo que nuevamente sugiere la necesidad de garantizar que las respuestas inmunitarias celulares se provoquen en los regímenes de vacuna.

En general, estos hallazgos indican una respuesta inmune celular sólida (de las célula T) contra el SARS-CoV-2 a los seis meses de la infección. «Estos hallazgos ayudarán a informar las futuras estrategias de vacunas. Ahora se necesitan más investigaciones para evaluar si esta respuesta inmune se mantiene a más largo plazo y para comprender mejor cómo la fuerza de la respuesta inmune celular corresponde a la probabilidad de reinfección

Redacción Médica / Farmanuario.

ARTICULOS RELACIONADOS

Más leidas

Día Mundial del Farmacéutico

Piensa en tu corazón

Características del Bulldog francés

El positivismo ayuda al corazón