InicioSalud para todos¿Qué es el método Baby Led Weaning? sus beneficios y recomendaciones

¿Qué es el método Baby Led Weaning? sus beneficios y recomendaciones

El Baby Led Weaning (BLW), se traduce literalmente como “bebé dirige o conduce el destete” y esta expresión da nombre a un método o plan alimentario que se conoce como alimentación complementaria autorregulada por el bebé; un método de introducción de los alimentos basado en el respeto y la confianza en los más pequeños.

Consiste en dar al bebe-niño preparaciones que forman parte del menú familiar con pequeñas adaptaciones, saliendo de la alimentación convencional como ser la conocida papilla o puré.

Le vamos dando a ellos la oportunidad de que coman de forma autónoma, permitiendo que desarrollen sus habilidades, siendo ellos autosuficientes al momento de alimentarse y decidiendo cuándo, cuánto, qué y cómo comer.

Luego del proceso de lactancia exclusiva que está recomendada hasta los 6 meses; se debe iniciar la introducción de diferentes alimentos y es aquí entonces cuando se plantean 3 alternativas para efectuar  la introducción: alimentos triturados con cuchara (la forma convencional), alimentos muy blandos en trocitos o alargados que pueden ser agarrados por las manos del bebé (método BLW), o la opción mixta que conjuga ambas modalidades.

En esta oportunidad te contamos los beneficios y las recomendaciones del método BLW para que tú decidas el proceso de alimentación de tu bebe.

Beneficios del Baby Led Weaning

El “baby led weaning” (BLW)  ofrece los siguientes beneficios:

  • El bebé participa de las comidas familiares, lo que facilitará que pruebe una mayor diversidad de alimentos y más integración.
  • Es un método que enseña a través del ejemplo y por ello la familia deberá planificar alimentos saludables, así que siguiendo este método es probable que mejore la alimentación de toda la familia.
  • Favorece las habilidades motoras y la autonomía del bebé.
  • Permite estimular más los sentidos del bebé al descubrir por él mismo, distintos sabores, texturas, colores y olores.
  • Fomenta la independencia temprana del bebé y se convierten en niños menos “quisquillosos” con la comida o niños malos comedores.
  • Los bebés determinan a la velocidad que comen, y por lo tanto disfrutan más de la comida, sin sufrir imposiciones o asociaciones negativas con la comida.
  • Al no obligarlos a comer o a terminar el plato, más adelante estarán dispuestos a probar nuevos alimentos en el futuro  y el momento de comer se convierte en una situación agradable para el bebé.
  • Favorece la adquisición de buenos hábitos alimentarios que logran evitar el sobrepeso y/o obesidad en el corto y largo plazo.
  • Al no utilizarse prácticamente “cereales para bebés”, “yogures infantiles”, “gusanitos”, etc. el bebé no consume azúcares añadidos o exceso de sal y que se deben evitar tanto en el primer año de vida como en los restantes.

Recomendaciones para poner en marcha el Baby Led Weaning

El bebé debe cumplir unas condiciones previas:

  • Desarrollo psicomotor adecuado: puede mantenerse sentado (con apoyo) y con la cabeza erguida, es capaz de coger cosas y llevárselas a la boca; y ya no presenta el reflejo de extrusión (con el que empuja con la lengua hacia afuera cualquier sólido), que suele desaparecer entre los 5 y 6 meses.
  • El bebé muestra interés por la comida.

Otras recomendaciones

Además, se debe evitar cualquier tipo de miel por el riesgo de botulismo, los pescados azules grandes (atún) por el contenido de mercurio y los vegetales de hoja verde, como espinacas o acelgas, hasta el año de edad (aunque no pasa nada si los come en muy pequeña cantidad) por su contenido en nitratos.

La lactancia materna o artificial (si la primera no es posible) sigue siendo la principal fuente de energía por lo que no debe interrumpirse. Entre los 6 y los 8 meses la energía que les debemos aportar proveniente de la alimentación complementaria es de 1/5 del total y el resto de energía se la ofreceremos en forma de leche. Mientras que entre los 9 y los 11 meses el 50% del aporte calórico deberá venir de la alimentación complementaria y el otro 50% de la leche, aproximadamente.

La incorporación de nuevos alimentos no debe seguir un orden estricto, pero se debe hacer de una manera progresiva, y en pequeñas cantidades, en caso de antecedentes de alergias alimentarias se debe dejar un intervalo de unos 2-3 días para cada alimento alergénico (pescado, huevo, soja) y observando cómo lo tolera. Para el resto de alimentos la incorporación se puede hacer de forma diaria y simultáneamente.

El BLW es positivo para crear buenos hábitos alimentarios desde la infancia pero si tienes dudas puedes orientarte con tu pediatra y /o un profesional en nutrición que te asesore en esta nueva etapa.

Alimmenta / Farmanuario.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más leidas